Santiago Manuin por siempre

Jean Paul Cartagena: “Buscamos reforzar nuestra identidad desde la primera edad”

TVRobles conversó con el director de la iniciativa de aprendizaje de los lenguajes nativos del Perú “Canta Wawa”.

Publicado: 2020-05-19

Por: Kiara Barrios.  

Canta Wawa es un proyecto educativo para niños que utiliza las canciones en lenguas nativas del Perú para promover el aprendizaje. TVRobles pudo conversar con Jean Paul Cartagena, director general de Maracuyá Contenidos Audiovisuales.

Cabe señalar que en la primera temporada de Canta Wawa se contarán con 10 canciones infantiles de distintas lenguas nativas peruanas y 150 vídeos educativos en base de cada canción. En el siguiente enlace se puede apreciar la primera entrega.


1.- ¿Cuál es la historia detrás de Canta Wawa?

Nosotros somos una empresa audiovisual, y en mi experiencia personal, tengo a mi suegro y esposa que son Bora, así que una vez que nació mi hijita él llegó con canciones nativas en Bora y me pareció emocionante poder escuchar que existía tanta riqueza en nuestras lenguas nativas hacia la educación infantil. En Maracuyá Contenidos constantemente trabajamos en contenido social. En los viajes que realizamos nos hemos encontrado con otras lenguas nativas y poco a poco fuimos rescatando canciones de la antigua tradición oral de nuestro país. Así que junto a un musicalizador y todo el equipo de producción decidimos adaptar esta música para el interés del público en general. 

Tenemos las canciones en lenguas bora, shipibo, shawi, wampis, arabela, yanesha, shawi, ticuna, jaqaru, quechua y aimara. Todas están siendo musicalizadas para compartirlas con el mundo. A los niños pequeños los nueve el ritmo, sin importar el idioma, así que esperamos que a partir de este puedan interesarse en nuestras lenguas nativas, además de usar todo el imaginario de estas culturas para la educación infantil.   

Nos hemos puesto un reto, quizás un poco soñador porque tenemos mucha competencia, pero con tanta riqueza material, tanto imaginario, tanto visual creemos en que puede ser usado para la educación infantil, y de hecho, para reforzar nuestra identidad desde la primera edad. Esperamos que a partir de la valorización de las lenguas se pueda lograr mantener esta transmisión.

2.- ¿Cómo se ha sentido el equipo de Canta Wawa al realizar este proyecto?

¡Muchos sentimientos encontrados! Pues en los viajes, el llegar a los pueblos y las comunidades ha sido un ejercicio para nosotros de comprender nuestros propios orígenes. Explico esto ya que con el simple hecho de referirnos a nosotros como ciudadanos y a la gente que vive en los poblados y las comunidades llamarlos “pobladores” ya existe de arranque una discriminación. Te da la interrogante de dónde estamos parados, así como el pensamiento de que se va del centro a la periferia, que es una discriminación desde el lenguaje. Y a todo el equipo que estuvo trabajando en el proyecto nos hizo mover este paradigma para tomar contacto real con algo que nos concierne: nuestros orígenes.   

Maracuyá Contenidos es una casa realizadora, nos dedicamos a la producción audiovisual y por ello viajamos mucho. Hemos estado desde el equipo de producción, encabezado por Estefani Vivanco, y anteriormente hubo otros equipos detrás de esto, especialmente en investigación, edición y animación.

Canta Wawa ha pasado por muchas manos dentro del equipo de Maracuyá. Actualmente, el capo de Paolo Ciurlizza es el animador, y es quien está sacando las ideas, avanzando con mucho de la investigación, principalmente en ilustración. También Elias Alvares, nuestro asistente técnico, pendiente en todo lo que es realización. Yamir Durand, en asistencia de producción, Andrés Paredes ayudándonos en guión, Jorge Gonzáles, que es el excelente musicalizador que ha tomado la música actual para adaptarla a los cantos nativos. Son algunos nombres que puedo mencionar, pero existieron más personas detrás de esto. Canta Wawa tiene algo más de dos años en procesos creativos, en idas y vueltas de saber exactamente cómo se quiere presentar al público.

3.- ¿Puede contarnos un poco sobre el personaje principal, Chamán?
Chamán es un bebé felino extinto de los andes del Perú, y representa el espíritu de los animales extintos. Es muy travieso y explorador. Queríamos darle a Chamancito una personalidad casi del citadino, este que anda buscando siempre algo, constantemente metiéndose en problemas por sus ímpetus y sus deseos, sin embargo, se encuentra en un entorno de personajes muy calmados, llenos de sabiduría, contemplativos. Por ejemplo, ellos siempre están con Chamán enseñándole, aguantando sus impulsos. En el primer capítulo tienes a la pequeña Sahidi, que le enseña a pedir por favor y dar las gracias. Las arañitas que también juegan con él, pero este siempre se desespera. Son la contraparte de Chamancito, y de hecho también hay una locución que busca eso, que le explica a Chamán, que le cuente que lo que está haciendo puede ser siempre mejor. Esperamos trabajar esto siempre desde una óptica del aprendizaje positivo, para darle un marco en el contexto educativo. La construcción del personaje se realizó ya entrada la cuarentena. En esta coyuntura que es muy difícil para todos, nos hemos visto con el tiempo de sacar algo que teníamos metido en el cajón y trabajar en él ha sido una iniciativa de nosotros y la estamos sacando a pura punta de nuestro esfuerzo, sin auspicios.
4.- En la canción de las “Arañitas Bora” se enseña la importancia de las “palabras mágicas”. Entonces, podría decirnos ¿cuáles serán los mensajes en los que se podrían estar enfocando los siguientes capítulos?
En los capítulos se enseña sobre higiene, disciplina, puntualidad, aprender a no tomar lo que no es de uno. Básicamente, valores que uno puede tomar en estas canciones nativas, y que son de mucho uso en la educación actual, muy adaptables. Claro que nosotros hemos adornado las situaciones con Chamán y con los personajes, para tener una historia que pueda proyectar la canción, pero los temas son siempre llevados sobre valores, educación e instrucción. Tenemos planeado sacar videos instructivos, que ayudan a contar, sobre los números, los colores, figuras geométricas y los valores, siempre teniendo a la canción como base.
5.- ¿Cuál fue la primera reacción, en su entorno y en el del equipo, al ver el primer episodio de Canta Wawa?
Fue muy emotiva. De hecho, lo primero que nos llamó la atención es que los niños querían bailar, disfrutar la canción con el cuerpo. Es algo que de arranque vi con mis hijos. También se animaban a pronunciar algunas palabras en lengua nativa. Como están en su etapa de aprendizaje constante son una esponja, y eso me daba pie a decirle que existen otras lenguas en nuestro país, nuestra riqueza cultural, y sobre todo posibilidades para ampliarle el horizonte y mostrarle lo diverso que puede ser el Perú. Creo que hay una dictadura de lo único y asumir esto, desde nuestro rol de padres, es peligroso. La cultura de lo único solo trae violencia y discriminación, así que al ver a mis hijos y explicarles todo lo que hay más allá me hizo sentir que estábamos en el camino correcto con Canta Wawa. Ojalá esto también tenga difusión, y gracias a ustedes se está logrando un poco de ello.
6.- El Perú es un país multicultural, por lo que es importante la tolerancia entre todos nosotros. ¿Cuál es la importancia de aprender usando nuestras lenguas nativas y cómo intervienen en el desarrollo humano que se muestra en Canta Wawa?
No es tan fácil explicarle al público en general, a nosotros mismos, incluso yo mismo que he estado muy involucrado en este proyecto. ¿Para qué me sirve la lengua shipiba? ¿Qué utilidad voy a tener? ¿Por qué mejor no gasto mi tiempo en aprender inglés, estas lenguas que me van a llevar al mundo moderno, que me van a dar trabajo, que me van a servir para la vida? Bueno, porque es capital humano. Resulta que el conocimiento ancestral de nuestro país tiene en la tradición oral las bases de un conocimiento que es tan importante como cualquier otro. Lamentablemente, estamos asociando a la periferia con la pobreza, que está limitada, pensada en que los recursos son lo que lo hace rico, pero no su gente. La lengua jaqaru, por ejemplo, es una lengua de una región muy cercana a Lima y creo que no tiene quinientas personas que hablen la lengua. Cada vez que me he comunicado con alguno de ellos es para estar al borde del llanto porque te transmiten sus canciones con una emoción increíble de que alguien al fin los escuche y valore algo que ellos sienten que no sirve, porque básicamente la sociedad les dice que no vale la pena tener algo vivo que no es útil. Así que me emocionaría encontrar difusión sobre este producto, y de hecho que se sigan usando más los imaginarios sobre el uso de las lenguas nativas. Se está haciendo mucho en cocina, medicina y también tenemos que trabajar eso en comunicación.
7.- ¿Cuál es el objetivo de este proyecto?
Realmente pongo a disposición, sin fines de lucro, a todas las instituciones que puedan usar este material con fines educativos. Por suerte, tomamos contacto con el Ministerio de Educación, le hemos compartido videos en lengua shipiba, con canciones cantadas por los mismos shipibos, muy alegres ellos, para cuidarse del coronavirus. Sadith Silvano, una genio del arte shipibo, inventó una canción para enseñar a los hermanos shipibos a lavarse las manos, ponerse la mascarilla y quedarse en casa. Pusimos la música y a Chamancito, y ¡listo! Salió un vídeo de un minuto que estamos lanzando inmediatamente y queremos compartirlo con el Ministerio de Salud y Ministerio de Educación para que los muevan con las herramientas de difusión que tienen, y pueda llegar información básica y directa a las comunidades nativas. Algo que hace mucho debíamos hacer y nosotros estamos ofreciendo sin fines de lucro, que por favor se difunda, que se use la información. Básicamente ahí está la vida de las lenguas nativas, en el uso y en el compartir, no en lo aislado.
8.- ¿A qué edades se dirige el programa y en qué plataforma la encontramos?
Estamos en redes sociales ahora, en Youtube y Facebook. Trabajamos con niños de hasta cuatro años, pero estamos listos para ampliar nuestro público si es que eso demanda trabajar con nuestros personajes y las historias si llegamos a diversos públicos. Tenemos de la mano todo el imaginario de las lenguas nativas para poder trasladarlo a historias, a escenarios y recursos que pueden servir para todas las edades. Espero que avancemos.
9.- Como director general de Canta Wawa ¿Qué podría aconsejar a los realizadores audiovisuales que se han visto afectados en esta situación producida por la COVID-19?
Nosotros somos realizadores audiovisuales peruanos y eso marca una diferencia con respecto a los realizadores de otras partes del mundo. Tenemos una cosa en el Perú que se llama diversidad, que es algo que nos caracteriza y nos da mucho de donde hablar: historia, culturas, la riqueza de nuestra ciudad. Como los historiadores, usamos nuestras herramientas para hablar sobre nuestra realidad, y al igual que los escritores tienen un lápiz y un papel, nosotros tenemos una cámara, una isla de edición y la tecnología que ayuda a todos. Así que estamos listos para ir a filmar y este contexto le permite al audiovisual reflexionar en dónde está parado, lo que es importante para nosotros: detenernos, observar y luego expresar nuestro entorno. Sí, claro, tiene que existir lo comercial. Sí, claro, tenemos que comer, pero existe una obligación, quizás moral –no quiero ponerme a rajatabla– por mostrar lo que pasa en nuestra sociedad. Deberíamos avanzar sobre ese camino. 
10.- ¡Muchas gracias!
¡Gracias a ustedes!

Escrito por

TVRobles

Comunidad de estudiantes voluntarios de la UNMSM Y UNI que se dedican a la difusión del Arte y la Cultura en su amplia diversidad.


Publicado en

TVRobles

Cultura para todos.