sin ciencia no hay futuro

casona declarada monumento y con protección ubicada en el centro histórico del callao intervenida con murales y graffiti de manera irrespetuosa y fuera de lógica de protección/foto por: bryan castillo.

La arquitectura también es un arte, por Bryan Castillo

“El arte puede ir en un centro histórico siempre y cuando se haga de forma respetuosa, correcta, beneficie la identidad y los valores positivos de la zona”.

Publicado: 2020-08-05

Por: Bryan Castillo Dávila

Bachiller en Arquitectura, representante de Arquitectura Callao y Guardianes del Patrimonio Chalaco.

Dentro de la profesión de la arquitectura existen muchos debates sobre qué es la arquitectura, más aún si entramos a las muchas especialidades que existen en la profesión. Al igual que en la medicina y sus diversas ramas, en la arquitectura terminamos teniendo arquitectos y arquitectas, especialistas en diseño, teoría, construcción, urbanismo, gestión, historia, docencia, restauración, entre tantas otras especialidades dentro de esta completa carrera. Pero aun así podemos convenir que existe un componente artístico dentro de la arquitectura.

municipio de chiclayo restaurado luego del incendio del 2006. prueba de que en
perú también se puede realizar restauraciones del patrimonio.
fuente: andina.pe

Este componente se torna aún más claro cuando vemos edificaciones tan sorprendentes y agradables a la vista como la catedral de Notre Dame, el Palacio de Torre Tagle o el Burj Al Arab. Sin embargo, es cierto también que la arquitectura históricamente ha estado distanciada del quehacer y las necesidades ciudadanas. En tiempos recientes, especialidades como el urbanismo están teniendo un papel más protagónico en las ciudades. Esto resulta más evidente en plena época de COVID-19 cuando el diseño de los espacios públicos y las ciclovías resulta vital para afrontar la pandemia actual.

Quizá no con la misma urgencia, pero sí con la misma importancia podríamos hablar de otra importante especialidad dentro de la carrera de arquitectura: la restauración. Esta es una especialidad que trabaja sobre una materia ya hecha, sobre un elemento que ya ha demostrado tener valor y necesita de la especialidad de restauración para devolverle el esplendor que tuvo. En el caso particular de la arquitectura, tenemos ejemplos en todas partes del mundo, desde Roma, Grecia y Cartagena hasta Cusco, Chiclayo y Lima, ciudades que reconocen el valor de la arquitectura en su territorio y cómo ha pasado a ser parte de su patrimonio cultural. Este entendimiento no es de sorprender si consideramos que el turismo mundial gira principalmente en torno a la arquitectura. Machu Picchu, el Coliseo Romano, la muralla de Cartagena o la misma Catedral de Lima son protagonistas recurrentes de fotos, recuerdos y motivos por los cuales el turista se mueve. Esto pasa porque construcciones como las anteriormente señaladas son entendidas y reconocidas no solo por su componente artístico y belleza evidente, sino además porque estas obras poseen componentes funcionales, tecnológicos, estructurales, históricos, económicos, políticos, humanos y hasta emocionales, lo que termina consolidándolas como una obra completa que en sí misma se constituye como testigo de la historia del lugar.

restauración de la ciudad de múnich. prueba de que no hay patrimonio deteriorado que no puede ser restaurado.
fuente: cultura inquieta.

Entendiendo este panorama resulta lógico que después de la Segunda Guerra Mundial y ante la evidente destrucción y pérdida de la arquitectura entendida como patrimonio, la UNESCO apareció como entidad que concebía y promovía la conservación y restauración del patrimonio mundial. Hablar de arquitectura es hablar de cómo una de las 7 bellas artes llegó a ser tan relevante en nuestras ciudades que al día de hoy es motivo de orgullo en todas las ciudades del mundo.

Debido a todo ello, resulta un insulto a todas y todos los chalacos que en pleno centro histórico de la ciudad del Callao parece que no se quiere entender ni respetar su arquitectura, que al igual que en otras partes del mundo es patrimonio, memoria, historia, identidad, turismo y es motivo de orgullo. Considerando además que no existe justificación lógica o normativa que avale o permita el intervenir o accionar de manera tan irrespetuosa sobre el patrimonio.

casona más antigua de la plaza miguel grau del centro histórico del callao intervenida
con murales que no respetaron ni siquiera la madera centenaria de las puertas.
foto por: bryan castillo.

Callao es una ciudad-región que al igual que las otras 24 regiones del Perú posee un centro histórico, es decir, una zona urbano monumental tan antigua que fue el origen de la ciudad actual. Dicha zona cuenta con declaratoria y, por lo tanto, es una zona protegida. Si bien en el Callao la protección, conservación y puesta en valor ha sido una deuda que arrastramos desde hace varias décadas atrás, no es justificación para el libertinaje en cuanto al accionar sobre el mismo. El arte puede ir en un centro histórico siempre y cuando se haga de forma respetuosa, correcta, beneficie la identidad y los valores positivos de la zona. Por lo cual, no existe lógica o beneficio para la ciudad el pintar, por ejemplo, un sapo en la casona más antigua de la plaza Miguel Grau, peor aun cuando este mural no respeta la memoria del lugar, la arquitectura histórica o las normas de protección al patrimonio.

El Centro Histórico del Callao es inigualable en el país, ya que es el único que tiene contacto directo con el mar, una fortaleza en su interior y trama urbana irregular, sumado a la natural importancia histórica, social, cultural y patrimonial para el Callao y para el Perú. Es urgente un plan maestro profesional elaborado de manera tal que no solo busque conservar y restaurar nuestro patrimonio, sino que brinde mejoras en la calidad de vida de los habitantes y de las personas que visitan el Centro Histórico del Callao

casa conroy, estado actual del monumento del centro histórico del callao que antes del incendio y
el derrumbe en imágenes recibió el mural que se aprecia en el primer piso. los dueños de la
casona son los mismos que promueven los murales.
foto por: bryan castillo.

Finalmente, estas y todas las voces chalacas que buscan que se respete nuestro patrimonio van en concordancia incluso con las propias normas de protección al patrimonio del Ministerio de Cultura, donde se señala que es derecho de todos y cada uno de los y las ciudadanas el defender su patrimonio. Habría que agregar que el caso chalaco es un deber histórico, después de todo el Callao es hoy una región autónoma, como figura en la Constitución Política del Perú, gracias a las consecutivas acciones ciudadanas en defensa de la ciudad, la Constitución y de la Independencia del país. Hoy posiblemente con el mismo espíritu de amor por nuestra ciudad, chalacos alcemos la voz y pidamos que se respete nuestro patrimonio, más aun en el mes de agosto.


Escrito por

TVRobles

Comunidad de estudiantes voluntarios de la UNMSM Y UNI que se dedican a la difusión del Arte y la Cultura en su amplia diversidad.


Publicado en

TVRobles

Cultura para todos.