Aunque cambies de color, sigues siendo la misma

fuente: ministerio de cultura.

Se declara Patrimonio Cultural de la Nación a los conocimientos del Chalán para crianza del Caballo Peruano de Paso

Constituye un complejo cultural de raíces populares que ha contribuido a la aparición y reproducción de un proceso de entrenamiento conocido como enfrenadura y de un tipo especial de equitación.

Publicado: 2021-04-18

Conmemorando el Día del Caballo Peruano de Paso, este domingo 18 de abril a través del Diario El Peruano se publicó la Resolución Viceministerial N° 000081-2021-VMPCIC/MC, en donde el Ministerio de Cultura declara Patrimonio Cultural de la Nación a los valores, conocimientos y prácticas del chalán para la crianza del Caballo Peruano de Paso, por constituir un complejo cultural de raíces populares que ha contribuido a la aparición y reproducción de un proceso de entrenamiento conocido como enfrenadura y de un tipo especial de equitación.

Esta conmemoración, que se realiza cada tercer domingo de abril, significa una expresión vívida del mundo rural costeño nacida del proceso de sincretismo y encuentro cultural del cual somos herederos todos los peruanos.

En la norma, encargan a la Dirección de Patrimonio Inmaterial y a la Asociación Cultural del Caballo Peruano de Paso, la elaboración, cada cinco años, de un informe detallado sobre el estado de la expresión declarada, de modo que el registro institucional pueda ser actualizado en cuanto a los cambios producidos en la manifestación, los riesgos que pudiesen surgir en su vigencia, y otros aspectos relevantes.

El viajero suizo Johann Jakob Tschudi (1838-1843), en sus memorias describe a los chalanes como gente de color, especialmente hábiles en el manejo de estos animales, a los que tras años de paciente y prolongado entrenamiento, lograban inducir a un particular movimiento o “paso” que terminó por darle el nombre y una identidad particular al equino costeño.

Desde entonces, una serie de viajeros y cronistas describieron las características del chalán, convirtiéndolo en un arquetipo costumbrista del mundo rural costeño, con sus particulares atributos: el poncho, la camisa blanca, el sombrero de ala ancha y el pañuelo al cuello. De esta manera, aparece graficado en diversas acuarelas, óleos y fotografías del siglo XIX e inicios del siglo XX.

La presencia del chalán y su asociación a la cría y entrenamiento de caballos costeños, da cuenta de la presencia de elementos y prácticas culturales del mundo ibérico que se introdujeron en los Andes en el siglo XVI y que fueron definiendo el carácter híbrido y sincrético de la sociedad colonial peruana.

Los saberes asociados al chalán se vincularon originalmente a la tradición cultural del mundo rural costeño, identificándose su práctica en diversas haciendas, pueblos y caseríos a lo largo de todo el litoral. A inicios del siglo XX, la presencia del chalán terminó vinculándose fuertemente al imaginario costumbrista de la estancia y el campo costeño.

En ese sentido, justamente, el gremio agropecuario impulsó su oficialización por medio de concursos, eventos artísticos y espectáculos de caballos de paso, como fue el caso de la tradicional fiesta de Amancaes, celebrada en Lima.

Reconocido en 1992 como especie equina oriunda de nuestro país, el Caballo Peruano de Paso ha adquirido una gran importancia en la identidad peruana contemporánea, por ello, la Asociación Cultural del Caballo Peruano de Paso, acompañada de diversas instituciones académicas, de criadores y promotores culturales dedicados al estudio y protección de este espécimen, solicitó al Ministerio de Cultura el reconocimiento del universo de conocimientos vinculados al chalán como Patrimonio Cultural de la Nación.


Escrito por

TVRobles

Comunidad de estudiantes voluntarios de la UNMSM Y UNI que se dedican a la difusión del Arte y la Cultura en su amplia diversidad.


Publicado en

TVRobles

Cultura para todos.