Aunque cambies de color, sigues siendo la misma

FUENTE: SCREENSHOT DE LA PELÍCULA.

El realismo psicológico de “Run”, por Michel Pando

“La historia lleva al extremo muchos tópicos sobre la maternidad y llena de terror todo cuanto se relacione. Además de ser consecuente, impredecible y sobre todo inquietante”.

Publicado: 2021-05-01

Por: Michel Pando.

El nuevo estreno exclusivo de Netflix titulado Run (Corre) es una película estadounidense del 2020. Dirigida y escrita por Aneesh Chaganty, esta historia de suspenso y terror fue coescrita con Sev Ohanian. La fotografía y la música van de la mano de Hillary Spera y Torin Borrowdale respectivamente. El largometraje de 89 minutos de duración tiene como protagonistas a Sarah Paulson y Kiera Allen.

La participación de Allen le da una categoría inclusiva al filme, siendo poco usual en la industria. Sarah Paulson y Chaganty decidieron su contratación, por lo cual una verdadera usuaria de silla de ruedas forma parte del estelar. El personaje que interpreta Allen es Clhoe, una adolescente con ciertas discapacidades físicas, hija de Diane (Paulson) en Run.

En la vida después de los créditos Kiera Allen es una joven actriz de 23 años que perdió la movilidad de sus piernas tras un trágico accidente durante su adolescencia. Sin embargo, su amor por el teatro no fue afectado por este obstáculo y continúo su preparación actoral en Columbia University. No cabe duda que además de ser una mujer tenaz es muy talentosa y es bien demostrado en este debut cinematográfico. La narrativa un tanto macabra en la película logra lucir las dotes interpretativas de Allen y hacen que la dupla Paulson-Allen tengan además, una química impresionante en pantalla.

La trama que Chaganty trae a pantalla en esta ocasión, se centra en la dinámica familiar entre Diane (Paulson) una madre abnegada y su hija Clhoe (Allen), quién padece diversos problemas de salud como la incapacidad para caminar. A pesar de ello, ambas tienen una cotidianidad normal y feliz. El suspenso comenzará cuando la adolescente descubra por casualidad un secreto de su madre que poco a poco irá deshaciendo su confianza. Esto desencadenará una serie de situaciones cada vez más siniestras.

El director Aneesh Chaganty ofrece un metraje del mismo corte que su ópera prima Shearching (2018), donde la atmósfera de terror psicológico y el suspense son manejados con maestría. Al igual que su trabajo anterior, en Run no hay un gran despliegue de locaciones o actores, ya que son limitadas. Salvo la participación protagónica de Sarah Paulson, única estrella conocida de la escena hollywoodense. Estas decisiones austeras cumplen un papel de funcionalidad, aunque bien cuidado desde una fotografía intimista y una paleta con colores sugestivos. Todo comulga para enmarcar el guión, siendo lo esencial del filme. Todas estas decisiones creativas deja claro el sello de este joven director, que va formándose un estilo que raya en lo clásico y el cine de autor.

La dirección de actores fue manejada tanto por el cineasta como por Paulson, demostrando gran asertividad. Los puntos fuertes en la película están en las interpretaciones y narración, puesto que son el eje central de Run. Además de ofrecer grandes actuaciones, es destacable la actuación de Kiera y su interacción con Sarah, puesto que muestra buen dominio escénico y un realismo psicológico preciso para su papel. Estas participaciones prolijas hacen pasar por alto algunas obviedades del guión, que aunque necesarias, no son bien colocadas en la secuencia. Sin embargo, los personajes son bien construidos y bastante creíbles. De cualquier modo, Run es una película que no debe pasar desapercibida, la historia lleva al extremo muchos tópicos sobre la maternidad y llena de terror todo cuanto se relacione. Además de ser consecuente, impredecible y sobre todo inquietante.


Escrito por

TVRobles

Comunidad de estudiantes voluntarios de la UNMSM Y UNI que se dedican a la difusión del Arte y la Cultura en su amplia diversidad.


Publicado en

TVRobles

Cultura para todos.