VacúnateYa!

Rafael Jimenez: “Quiero que los ciudadanos recuerden su historia”

Entrevista al artista visual Rafael Jimenez Oliver sobre su proyecto artístico “Colores del conflicto” expuesto en el Monumental Callao por motivo de la celebración del Bicentenario del Perú.

Publicado: 2021-07-27

Por: María Zapata.

TVRobles tuvo la oportunidad de conversar con Rafael Jimenez Oliver, artista visual con estudios de Diseño Gráfico en el Instituto Superior Tecnológico Toulouse Lautrec, bachiller en Artes Plásticas y Visuales por la Escuela Nacional Superior Autónoma de Bellas Artes del Perú, fundador del colectivo de arte Grupo Gallinazo y creador de un proyecto artístico que aborda como tema principal la época del terrorismo en el Perú (1980-2000): “Colores del conflicto”.


¿Cómo nace este proyecto artístico?
Desarrollé “Colores del conflicto” en las aulas de la Escuela Nacional de Bellas Artes del Perú. En mi último año, me dieron la opción de cursar la especialidad de mi preferencia y escogí el de Artes Integradas, dictado por la artista multidisciplinaria, investigadora y curadora Angie Bonino. Este curso captó mi atención de inmediato porque me permitió unir mi arte con el aspecto político. Desde ese momento, vengo mejorando este proyecto.
¿Por qué consideraste importante actualizar este episodio histórico del país en tus obras?
Mientras se desarrollaban las elecciones del 2016, un grupo de compañeros y yo formamos el colectivo Grupo gallinazos. Nuestro interés en común era buscar una forma de involucrar más a los jóvenes en la política a través del arte. Siempre se dice que el peruano no tiene memoria y nosotros queríamos hacer algo para cambiar esa percepción. En respuesta, comenzamos a desarrollar diversos proyectos que requerían intervenir el espacio público. Siempre tuve el interés por reactivar estos temas, pero era difícil abordarlos con tranquilidad y sin que alguien nos censurara. Actualmente, hay artistas que trabajan con esta temática, pero son pocos. Quiero que los ciudadanos recuerden su historia. El país vivió la época del terrorismo y no podemos pretender tapar el sol con un dedo.
¿Cómo fue el proceso de rescate de las imágenes fotográficas y su deconstrucción cromática?
Todos los proyectos pasan primero por una etapa de investigación. Para realizar ‘Colores del conflicto’ tuve que indagar bastante. En el transcurso, me di cuenta que existe mucho material histórico y fotográfico a la mano, pero la mayoría de personas no saben que existe. Yo tampoco conocía dónde encontrarlo, pero uno de mis docentes de la Escuela Nacional de Bellas Artes me ayudó. Después de que él me cediera este acervo fotográfico, comencé a trabajar en su deconstrucción cromática con la ayuda de diversas plataformas digitales. Yo había cursado la carrera de Diseño gráfico antes, por eso sabía manejar los programas de Adobe Illustrator y Photoshop, los cuales fueron de gran ayuda. De ese modo logré que, en este proyecto, mis estudios de arte y diseño gráfico confluyeran.
Trabajar con el material que compone el registro histórico del Perú muchas veces puede ser difícil, debido a la censura. ¿En el desarrollo de este proyecto, te sentiste inseguro por este tema?
El temor a que censuraran mi obra fue constante porque no todos interpretamos el arte de igual manera. Lamentablemente, muy pocas autoridades investigan sobre esta etapa histórica del país y cuando ven las piezas artísticas de proyectos que tratan este tema, solo se quedan con la primera impresión. Muchas veces la traducción de lo que ven no es lo que se está representando realmente. Mi mayor miedo fue con la pieza central de este proyecto: ‘No hay mañana sin ayer’. Esta obra, representación de una de las fotografías del archivo, muestra a un ex emerretista quemando la bandera del MRTA. La primera vez que se expuso al público, me dijeron que la imagen era muy fuerte para los niños que se encontraban entre la audiencia. Algunas personas creían que se trataba de la bandera del Perú, debido a la distorsión que genera la estética de pixel que implementé. Estos comentarios se fomentaban gracias a la desinformación. Fue complicado explicar que no se trataba de apología al terrorismo. A mí me interesa que la audiencia investigue y no solo mire mi trabajo.
La intervención digital te permitió deconstruir las fotografías y formar una paleta de colores representativa a la época de violencia política del Perú entre los años 1980 y 2000. ¿Por qué los colores fueron importantes para ti?
El color, dentro del diseño y la pintura, es fundamental. Muchas veces, la paleta de color es utilizada muy vanamente, por eso quise otorgarle un propósito importante. Creé una nueva con 625 colores, pertenecientes a 25 fotografías intervenidas, con la intención de ser una herramienta del recuerdo. Le di ese giro al presentarlos como los colores del conflicto, los cuales no pueden ser olvidados.
Las fotografías elegidas para este proyecto también incluyen los retratos de las personas fallecidas en la época del terrorismo. ¿Cuál es la importancia de incorporar sus perfiles en tu obra?
A pocos días de celebrar el bicentenario del Perú, aún no se han sanado muchas heridas. Las tensiones políticas existentes, han reabierto llagas que se pensaban cerradas y eso es lamentable. Yo trabajo de la mano con varias personas que perdieron familiares en la época del terrorismo y ellos solo buscan estar en paz. Sin embargo, la coyuntura actual no lo permite. Por esa razón, utilizo las imágenes de ciudadanos fallecidos en el conflicto. El Perú vivió esa realidad y debemos recordar a los inocentes que perdieron la vida en ese entonces.
El proyecto artístico también se compone de otras piezas gráficas creadas en base a la estética del píxel. ¿Cuál es tu intención al usar este método?
Por un lado, buscaba captar la atención de las personas a través de lo estético. Esta reducción de la imagen capta bastante la atención. Por otro lado, deseaba que el público reflexionara sobre el estado actual de la memoria histórica de nuestro país: nublado, borroso, deformado y polarizado. El pixelado era el método adecuado para realizar esta analogía.
¿Cuál es el mensaje que buscas transmitir a las personas que ven tu obra?
Yo creo que el arte debe lograr que las personas reflexionen y formen una postura personal respecto al tema que se plantea. Al mostrar mis obras, no busco imponer mi punto de vista. Por el contrario, quiero que los ciudadanos creen su propia opinión a través de la contemplación e investigación. Espero que cada persona se lleve un poco de memoria a su casa y logre conocer el contexto que el Perú atravesó años atrás porque quien conoce su historia no la vuelve a repetir.
“Colores del conflicto” de Rafael Jimenez Oliver surge con el deseo de actualizar lenguajes ya históricos y dotarlos de nueva existencia, buscando confluir la pintura y la estética digital, a partir de la deconstrucción cromática y acromática de imágenes fotográficas que forman parte de los archivos de la época. Este proyecto artístico se expone en la Caza Fugaz del Monumental Callao. Todos están invitados. Gracias por tu tiempo.
A ti.

Escrito por

TVRobles

Comunidad de estudiantes voluntarios de la UNMSM Y UNI que se dedican a la difusión del Arte y la Cultura en su amplia diversidad.


Publicado en

TVRobles

Cultura para todos.