#CómoSalimosDeEsta

foto por: josé villagarcía.

Feria del Libro Ricardo Palma 2022: realizan conferencia en homenaje por el centenario de Yma Súmac

Actividad contó con la presencia del promotor cultural Miguel Molinari y el investigador Elton Honores.

Publicado: 2022-11-12

Por: José Villagarcía (Tano Factótum).

El pasado martes 8 de noviembre se llevó a cabo la conferencia “A 100 años del natalicio de Yma Súmac” en el auditorio Antonio Cisneros del Parque Kennedy de Miraflores, en el marco de la 50ª Feria del Libro Ricardo Palma.

FOTO POR: JOSÉ VILLAGARCÍA.

La actividad estuvo presidida por el reconocido promotor cultural Miguel Molinari, quien gestionó el retorno de la gran diva peruana al país en 2006; y por Elton Honores, investigador y catedrático universitario, quien presentó su libro “Yma Súmac, la hija del sol. El pájaro que se transformó en mujer” el día de su centenario, 13 de setiembre de 2022. La conferencia se presentó de manera dinámica y acabó con la participación del público.

Miguel Molinari inició la conferencia aclarando el lugar de nacimiento de Yma Súmac: “Yma Súmac está considerada una de las cantantes más importantes de la historia de la música, de manera absoluta por características muy particulares de su voz y su canto. Estamos frente a una artista que logró cautivar a públicos de todo el mundo, de la mano de otro genial artista como fue Moisés Vivanco, que mientras permanecieron juntos, sin duda triunfaron. Cuando vino le pregunté de dónde era, me respondió del Callao. Ella vivió desde muy pequeña en Ichocán, Cajamarca. El libro también da algunos testimonios de la familia sobre este hecho. Se encuentra en la sala la señora Rosario Hoyos que es prima de Yma Súmac, ha venido desde Cajamarca”.

FOTO POR: JOSÉ VILLAGARCÍA.

Elton Honores manifestó sobre su publicación: “Es una investigación de varios años, los comentarios que me han hecho los lectores han sido muy favorables y entusiastas lo cual me anima a continuar este trabajo. Agradezco a Pepe Donayre, editor del libro. Hay mucha mitología que existe sobre ella, que ella también creó; eso se puede ver con Limansky, el biógrafo más conocido quiso entrevistarla, pero señala que declinó. Creo que Yma Súmac prefería seguir viviendo en la bruma, el misterio. No develar su nacimiento ni su genealogía porque ella era un mito viviente; ella se construyó a sí misma”.

El investigador continuó: “Siempre se hace mención a su paso por el cine de Hollywood, pero evidentemente su carrera no era la actuación. El cine es un tema coyuntural, de segundo orden si se quiere, pero no se debe tratar como algo menor. Hay que ver la importancia de su proyecto musical. […] En el año 53 cuando hace su primera gira en Lima, la prensa señalaba que era chalaca, pasadas unas décadas se insiste por saber dónde nació. La crítica cultural y periodística de los intelectuales de Lima es la que más daño ha hecho a la imagen de Yma Súmac, curiosamente encabezados por Arguedas, que no era limeño, y es todo un grupo, Sebastián Salazar Bondy, Eielson, Vargas Llosa, se muestran en contra de este proyecto musical. Hay que tener en cuenta estos puntos para revalorar en estos 100 años a un personaje tan complejo”.

Miguel Molinari prosiguió: “Se dice que la suya no era una propuesta auténtica, que reflejara el espíritu de lo andino, es lo que se le critica. Arguedas incluso dice que no hablaba quechua. Al margen de las críticas y el mito, ella poseía un instrumento dotado con una impostación natural que ella dice había desarrollado desde el contacto con la naturaleza cuando vivió en Ichocán, lo cual es posiblemente cierto; lo real es que ella poseía un instrumento de una belleza y de unas posibilidades de emisión lírica, por eso muchas veces la comparan con cantantes de ópera. Era una cantante que poseía un instrumento de una extensión más allá de lo habitual porque ella había trabajado, buscando recrear sonoridades y generar efectos, un registro de 5 octavas cuando el registro de una voz educada se mueve entre 2 octavas y media y 3 octavas. Recuerdo un libro de Kurt Pahlen, “Grandes cantantes de nuestro tiempo”, que menciona que tendríamos que remontarnos a la época de Mozart cuando escribió La reina de la noche de “La flauta mágica” para encontrar una voz que pudiera asemejarse a la de Yma Súmac. Es importante que un académico como Pahlen la incluya en un libro dedicado a los mejores cantantes de nuestro tiempo”.

FOTO POR: JOSÉ VILLAGARCÍA.

Elton Honores continuó: “En la época que Yma Súmac desarrolla su carrera esto no estaba muy claro. El proyecto andino va a chocar con cierta oficialización que hace el Estado de lo criollo. Lo criollo no solo musical, sino literario y cultural. Lo criollo se asume como lo propio o signo de lo nacional. Yma Súmac que estaba en esas búsquedas experimentales, musicales, sonoras; no cuajaba, no entraba en ese proyecto. […] Ella dice que no quiso ser cantante de ópera, tenía muy claro hacia quién se dirigía, un público urbano, moderno, que podía aceptar esa fusión. Tiene una influencia en la música vernacular, también tiene influencia en el rock, que ha sido menos atendido. La crítica en prensa es muy dura con ella, sin embargo el público asiste de manera masiva e incluso se ampliaron fechas”.

Luego siguieron las preguntas del público, donde también se mencionó que Yma Súmac conoció al gran tenor peruano Alejandro Granda, también chalaco, quien incluso participó en una presentación de Vivanco, ellos practicaron cantando escalas en el piano.

FOTO POR: JOSÉ VILLAGARCÍA.

Finalmente, ante la pregunta de cómo surgió la idea de traerla, Miguel Molinari explicó: “Tenía un programa en televisión, Palco Estelar, pasé un programa sobre ella en 2003 o 2004 y tuvo gran aceptación del público, me escribieron correos pidiendo que lo repita y no solo de acá, de Costa Rica, Japón, de los países árabes, yo estaba alucinado de esa demanda y lo repetí 11 veces. Entonces inicié la campaña, envié cartas al Ministerio de Relaciones Exteriores solicitando la Orden del Sol, tras insistir aceptaron. Era lo que le faltaba, la había reconocido el mundo entero, faltaba su país. Conseguí pasajes, hotel, viaje y estadía al Cusco. Ya en Lima, la cantidad de gente y prensa nacional e internacional fue impresionante. Una de las cosas que más me impresionó fue que no tenía un dejo, hablaba como una auténtica peruana, tenía un muy buen humor. Andaba en tacos muy altos, era una auténtica diva, ya tenía 84 años”.


Escrito por

TVRobles

Medio especializado en el sector Cultura.


Publicado en

TVRobles

Cultura para todos.