#CómoSalimosDeEsta

foto por: josé villagarcía.

Se presenta libro “Cortedades” en el Centro Cultural de España

Libro de cuentos cortos es un homenaje a Mihaela Rădulescu.

Publicado: 2022-12-08

Por: José Villagarcía (Tano Factótum).

El pasado miércoles 30 de noviembre se llevó a cabo la presentación del libro “Cortedades. Cuentos cortos, muy cortos y no tan cortos, creados en la faja caminadora”, del autor Renán Barrio de Mendoza, ingeniero de la Universidad Nacional de Ingeniería que llevó la maestría en Escritura Creativa en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

FOTO POR: JOSÉ VILLAGARCÍA.

El libro presenta relatos que están acompañados de grabados de Mihaela Rădulescu, filóloga rumana especializada en semiótica, quien falleció el año pasado. El libro, que presenta un trabajo póstumo, es un homenaje a su larga trayectoria académica y creativa. Ella obtuvo una maestría en Literatura Hispánica por la Pontificia Universidad Católica del Perú y un doctorado en Literatura Peruana y Latinoamericana por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Fue además catedrática en ambas universidades.

El libro fue presentado por los escritores Jorge Valenzuela, Elton Honores y Rubén Barcelli, de la editorial Garamond, quien presentó a los otros invitados, mencionando futuras novedades editoriales del autor para el próximo año y agradeciendo la acogida del evento al Centro Cultural de España.

Seguidamente Jorge Valenzuela manifestó que: “Cortedades es un libro extraordinario tiene todos los méritos para ser muy bien recepcionado por la crítica… Hoy dentro del amplio campo de lo microtextual, el microrrelato parece haber resumido gran parte de las expectativas estéticas e ideológicas relacionadas con la posibilidad de comunicarlos desde la ficción operando con aquello que es característico de lo microtextual, su brevedad, su narratividad y su ficcionalidad; la primera de ellas, la brevedad, es la más problemática y la más importante para este tipo de textos”.

FOTO POR: JOSÉ VILLAGARCÍA.

A su turno, Elton Honores manifestó: “Esta conexión reflexiva se puede ganar a través de las vivencias (vivencias personales), pero no todos los que viven o padecen el dolor lo llegan a formalizar de manera adecuada, y creo que Renán lo hace, sale de lo personal para apuntar hacia experiencias más universales sobre el dolor y pérdida en algunos relatos. Ya luego el libro cobra vida, se independiza de esta premisa, y nos va entrando a su propio universo, un universo kafkiano en algunos relatos, la muerte es también un elemento recurrente […] La imaginación de Renán, en el relato Los calatos, nos lleva a plantear una especie de narrativa zombie, pero en la época previa a la conquista de España, me parece novedoso”.

Finalmente, Renán Barrio de Mendoza empezó leyendo el cuento 40 segundos, tras lo cual explicó: “He leído este cuento porque fue el que más le gustó a Mihaela. Y es un libro que es en realidad un homenaje, a ella, a su memoria, a su brillantez. El proceso de creación de este libro fue algo así como el libro Las mil y una noches, pero en negativo. Mientras que ahí se contaban los cuentos para salvar los días, para salvar la vida, en este caso los cuentos se contaban para alegrar el camino hacia la muerte. Cada día se generaba un cuento en la faja caminadora, cerraba los ojos y aparecían las ideas. Ella recibía cada uno de ellos, los modificaba y daba recomendaciones, era una enciclopedia, era muy buena. El libro es eso, un homenaje. Está escrito por mí, pero es ella…”

FOTO POR: JOSÉ VILLAGARCÍA.

El autor agregó: “Mihaela también me enseñó esta experiencia. Para escribir, uno tiene que tener siempre una libreta, para apuntar todas las ideas que se le pasan por la cabeza. Todo el mundo tiene algo que contar, todo mundo tiene algo que decir, el problema es que no tiene el valor ni la costumbre, ni la educación suficiente para enfrentarlo y atreverse, y ese el problema, el atrevimiento. Empecé a escribir a partir de mis treinta y tantos años, no me atreví nunca a publicar, escribía para mí. Mis cuentos y novelas no iban a ser leídos por nadie excepto por las 4 o 5 personas que estaban alrededor mío, sin embargo, cuando llegué a la maestría me enfrenté a varios retos, uno de ellos, cómo estar en una especialidad que no era la mía, yo soy ingeniero, Mihaela me dijo lo que tienes que hacer es participar, y por supuesto yo lo hice, y lo hice con exageración”.


Escrito por

TVRobles

Medio especializado en el sector Cultura.


Publicado en

TVRobles

Cultura para todos.